image 1

Viñedos

Baja California, o mejor dicho los valles de Ensenada, cuenta con un clima mediterráneo en términos generales. Las escasas precipitaciones son en invierno; las temperaturas son cálidas y existen muchas horas de sol.

La corriente fría de California, que baja del Océano Pacífico por las costas de la península, funciona como reguladora de temperatura al no dejarla subir excesivamente.

Se aprovecha un clima de días con calor y sol, óptimo para llegar a la madurez de la uva y noches frescas indispensables para fomentar aroma y acidez en los vinos.

A pesar de que la poca disponibilidad del agua es causa de rendimientos bajos en las plantaciones de vid, esta condición puede dar  vinos con buena concentración y expresión frutal.

Además, facilita el control de plagas y permite la aplicación de un mínimo de fumigantes en comparación, por ejemplo, con grandes partes de Europa.

Vinisterra tiene viñedos en San Antonio de las Minas -25 kilómetros al Este de Ensenada- de Tempranillo, Syrah, Mourvedre y Cabernet Sauvignon para vino tinto.

En el valle de Santo Tomas -a 50 kilómetros al Sur de Ensenada-, están plantados viñedos de variedades tintas, tales como Tempranillo, Grenache, Syrah, Mourvedre, Cabernet Sauvignon y Merlot, además de Viognier para vino blanco.

Nos enfocamos a rendimientos de 5 toneladas por hectárea (entre 27 hl y 35 hl por hectárea); rendimientos bajos. Todo esto para lograr la mejor calidad posible en la uva.

Además de nuestras propias plantaciones tenemos acuerdos con viticultores en los valles de Guadalupe y San Vicente, lo cual nos permite contar con uva de alta calidad y, según su procedencia, diferentes características.